Hola, soy Marcos Emiliano Mesa de caseros, Buenos Aires, Argentina. En este espacio, quiero ofrecerles, un entendimiento del mensaje que nos propone Jesus, ejemplos para poder vivirlo en lo cotidiano.Tambien quiero presentar explicaciones de la liturgia para vivir las distintas etapas de la iglesia con plenitud.

miércoles, 24 de diciembre de 2008

¡Feliz navidad!

Si te sientes feliz en Navidad, no te extrañes. Tienes derecho y razón de ser feliz. Si en Navidad sientes deseos de hacer las paces con todo el mundo, hazlo sin dudar.

Los ángeles te lo indican: Paz a los hombres de buena voluntad. Si tienes deseos de hacer las paces con Dios en Navidad, ¿por qué esperar?

Es el momento más adecuado. No todos los días sientes los mismos deseos. Es mejor pedir perdón a un Niño que a un Hombre.

Mejor acudir al tribunal de la Misericordia que al de la Justicia. Si te sientes triste en Navidad, no has entendido.

¿Triste cuando Dios viene a tu encuentro lleno de amor y ternura? Si sigues odiando en Navidad, no has comprendido. Navidad es la fiesta del Amor, del Perdón, de la Paz, por si no lo sabías.

Si sigues siendo un pecador en este tiempo, la Navidad no existe para ti. La Navidad te invita a recuperar tu alma de niño, el niño inocente que fuiste alguna vez.

Al nacimiento de Jesús fueron invitados unos pastores, gente sencilla y buena. No fueron invitados los cortesanos de Herodes, ni los fariseos, ni los miembros del Sanedrín.

No fueron los grandes de este mundo, sino los pastores. Por humildes y sencillos, por ser dóciles al mensaje Divino.

Hoy siguen siendo invitados los humildes, los que aceptan a Dios y sus mandamientos, los sencillos, los pobres de espíritu.

Jesús es el patrón de los desamparados, de los sin techo, de los emigrantes, de todos los miserables, enfermos, hambrientos… Cristo nace como un gitano.

Para el Creador del mundo un establo de animales. No había lugar para Él en ninguna casa de Belén. Para enseñarnos que las cosas materiales no son la felicidad del hombre sino las celestiales. ¡Qué contraste tan brutal con ese afán nuestro de poseer más y más cosas!

Nunca estamos satisfechos con lo que tenemos. “He encontrado a Cristo y por tanto la alegría de vivir”… Ojalá que esta Navidad, tú también puedas decir eso: He encontrado a Cristo y por tanto la alegría de vivir…

Porque de lo contrario, “aunque Cristo naciese mil veces en Belén, si no nace en ti, seguirás eternamente perdido”.

martes, 16 de diciembre de 2008

Entre todos preparemos el pesebre, es tiempo de compartir.

San josé, modelo de fe y de obediencia a Dios, nos enseña cómo ser corresponsables en el plan de salvación, poniendo a disposición toda su persona, sus fuerzas, sus capacidades. Y esta disponibilidad lo hace plenamente eficaz, porqe se ha puesto al servicio del proyecto de Dios, que trasciendo su proyecto personal, pequeño y egoísta.

La corresponsabilidad implica sumir
con madurez y compromiso nuestra fe cristiana,
participando activamente en la obra evangelizadora de la iglesia
y poniendo a disposición nuestro tiempo, bienes y talentos.
La eficacia pastoral, será fruto de un profundo discernimiento
ante los desafios que nos presenta la realidad.
"Yo doy gracias a Dios cada vez que lo recuerdo. Siempre y en todas mis oraciones pido con alegría por todos ustedes, pensando en la colaboracíon que prestaron a la difusión del Evangelio, desde el comienzo hasta ahora. Estoy firmemente convencido de que aquel que comenzó en ustedes la buena obra la irá complementando hasta el dia de Cristo Jesús. Y es justo que tenga estos sentimiento hacia todos ustedes, porque los llevo en mi corazón, ya que ustedes, sea cuando estoy prisionero, sea cuando trabajo en la defensa y en la confirmación del Evangelio, participan de la gracia que he recibido." (Flp. 1, 3-7)
Para reflexionar:
¿Me siento corresponsable en la vida parroquial?
Me hago el propósito de participar un poco más en el 2009 (¿en que actividad o área pastoral me gustaria trabajar?...)

viernes, 12 de diciembre de 2008

Todos los días pueden ser Navidad

Todos sabemos que es un día súper y se empieza a notar en el ambiente. Ya desde el 24 de diciembre en la tarde parece que todos te tiran muy buena onda y hay una vibra muy especial en el ambiente. A los chavos que les toca trabajar ese día, ya como a las cuatro o cinco de la tarde todos se ponen sentimentales y se desean miles de cosas buenas. En casa, a pesar de las carreras por tener lista la cena, cuando llegan los invitados todo parece estar a pedir de boca y muchos de ellos se alivianan y se ofrecen a ayudar en lo que sea necesario. No falta desde luego algún imprevisto o las lágrimas de la abuelita o del abuelo que se acuerdan de tantas cosas. Bueno, ¡qué importa! Hasta esas pequeñas cosas entran en la fiesta y a nadie incomodan.

Y ese buen ambiente, esas buenas vibras parece que se continúan por varios días. Tal pareciera que hay algo mágico en esos días, como si Harry Potter hubiera hecho algún encantamiento: todos tratamos de estar de buen humor, tratamos de disculpar a los otros. Como que damos lo mejor de nosotros mismos y los otros también dan lo mejor de ellos mismos. Hasta nuestros jefes parece que nos dejan descansar un poco esos días y nos dejan de tirar mala onda y ni quien se acuerde de los exámenes reprobados, de las malas calificaciones o de los amigos “que ya sabes que no me caen nada bien”.

¿Has pensado que pasaría si la magia de esos días se prolongara durante todo el año? Yo creo que nuestra vida y nuestro mundo serían completamente distintos. Ahora que estamos tan afectados por todo lo que ha pasado en Nueva York con los actos terroristas, sería bueno pensar algo por mejorar el mundo, ¿no crees? Espera, no quiero que te vayas de Anti – global o que la hagas de kamikaze. No. Basta simple y sencillamente que nos decidamos a dar lo mejor de nosotros todos los días, a prolongar por todo el año el buenérrimo ambiente de la Navidad. Cierto que no es cosa fácil, pero lo podemos ir ensayando todos los días. No nos va a salir a la primera, pero lo bueno es que ya sabemos cómo hacerlo. Poner tu mejor cara, disculpar los errores de los demás, pedir las cosas por favor, tratar de no criticar a nadie. Bueno, para que seguir. Hay una lista enoooorme de cosas que sabemos muy bien que se pueden mejorar.

De ti depende que la magia continúe. Cierra los ojos. Imagina una Navidad eterna. ¿Te gustaría? Ahora... abre los ojos y ponte en marcha. ¡Sí se puede! ¡Sí se puede!

jueves, 4 de diciembre de 2008

Longanimidad: alarga el corazón para esta Navidad

Si tienes un corazón de uva pasa o de camisa fina sin planchar, estira tu alma esta Navidad. Para lograr un corazón sin arrugas, practica la virtud de la longanimidad.

Esta virtud nos sabe más a platillo de cocina o a tacos de la esquina, que a alimento espiritual. Sin embargo, la longanimidad es un fruto del Espíritu Santo que nos ayuda a vivir con grandeza y constancia de ánimo en medio de las dificultades cotidianas. Nos invita a tener un espíritu magnánimo y bondadoso aún a pesar de las tribulaciones.

Nosotros debemos suplicar constantemente a Dios: ¡danos un corazón grande para amar! Lejos del espíritu cristiano las almas mezquinas y apretadas.

Las dificultades económicas y sociales de este año seguramente han repercutido en nuestro entorno familiar, por ello la longanimidad nos ayuda a prepararnos para esta Navidad. A este respecto escribía san Pablo a los primeros cristianos: “más aún: nos gloriamos hasta en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación engendra la paciencia; la paciencia, virtud probada; la virtud probada, esperanza; y la esperanza no falla, porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos ha sido dado” (cf. Rm 5,5). Por ello, esta Navidad económicamente difícil, ensancha tu alma y no dejes de ayudar a alguna obra de caridad: un orfanato, un hospital, una asociación que lucha contra la discapacidad, etc. Acrecienta también su Navidad. Eso puede hacer la diferencia.

No es suficiente agigantar tu corazón sólo en una ocasión. La constancia forma la virtud. Los gimnastas para conseguir la elasticidad de sus brazos y piernas se entrenan día tras día. Hoy un poco, mañana un poco más, hasta lograr una extraordinaria flexibilidad. Por ello empiezan desde niños. Así también los adultos debemos aprender de nuestros niños que por naturaleza son de espíritu más grande que nosotros.

Los años pasan, el ceño se frunce, nos hacemos roñosos, se arruga la piel y se arruga el corazón. Así que para evitar los desgarres y calambres espirituales necesitamos ejercicios de maleabilidad para el alma.

Por ello, este Adviento incrementa la ayuda y el perdón en la familia. Márcale al hermano con quien estás peleado. Escríbele a tu padre si se encuentra lejos. No dejes de visitar al abuelo. Platica con tu hijo aunque sea un descarriado. Reconcíliate con Dios si lo has abandonado. No te sientes a comer el pavo si todavía hay alguno con quien no te hayas reconciliado.

En 1948 había un hombre llamado Giovanni, tenía varios hijos, era labrador y vivía en condición extrema de pobreza. Su única posesión era media vaca. ¿Media vaca? Sí, pues la tenía a medias con un dueño, del que era aparcero. Su aspiración, por necesidad vital, era ser dueño exclusivo de una vaca. En una carta del 19 de marzo del mismo año el hermano, que estaba al corriente de su situación, le mandó 50.000 liras para cubrir otra urgencia improrrogable y le comentó: “por lo que se refiere a la vaca, ya te dije una vez que no te preocupes. Yo me encargaré del asunto. No hace falta que te diga más, pues tú me sabes comprender”.

Angelino, que así le llamaban, cumplió con su hermano y el 7 de agosto de 1948 le mandó otra carta diciendo: “adjunto, para tu consuelo, un cheque por 150.000 liras, como precio de tu vaca, que antes poseías a medias. Este cheque ya está pagado. Es decir, ya no estás en deuda. Asumir yo toda esta carga me cuesta un poco, como te dije de palabra, pero la Providencia se ocupará de ti y de mí”.

Angelino, Angelo Roncalli, 10 años más tarde llegó a ser el Papa Juan XXIII. Un hombre, ya beatificado, al que todo el mundo recuerda como el “Papa bueno”. Toda su vida practicó la virtud de la longanimidad y Dios lo premió. Porque Dios bendice a las almas grandes y ama a las que dan con alegría.

domingo, 30 de noviembre de 2008

Comienza el Adviento - Oración a Nuestra Señora del Adviento, de los Brazos Vacíos

Señora del Adviento, de los Brazos Vacíos




Señora del Adviento,Señora de los Brazos Vacíos,Señora de la preñez evidente y extenuante.Cuánto deseamos que camines con nosotros.Cuánto necesitamos de ti, mujer del pueblo,que viajas presurosa y alegre a servir a Isabel,a pesar de tu vientre pesado y fatigoso.Entre las dos tejerán esperanzas y sueños.
Señora del Adviento,Señora de los Brazos Vacíos,también nosotros estamos preñadosde esperanzas y sueños.Soñamos con que el canto de las avesno vuelva a ser turbado por el ruido de las balas.Soñamos con nuestros niños sin temores,cantando al fruto de tu vientre ya cercano.Soñamos con los niños hispanosdurmiendo tranquilos al arrullo de un villancico.Soñamos que nuestros viejos mueren tranquilos y en pazmurmurando una oración.
Soñamos con que algún díapodremos volver a tener sueños y utopías y esperanzas.
Señora del Adviento,la de los Brazos Vacíos,visítanos como a tu prima.Monta tu burrito y ven presurosa.Nuestros corazones son pesebres huecos y fríosdonde hace falta que nazca tu Hijo.Ven, Señora, con tus gritos de partoa calentar nuestros corazones,a seguir tejiendo esperanzas con nosotros,como lo hiciste con Isabel.Solo así, en medio de la nocheiluminada por tus brazos ahora llenosy por tus pechos que amamantan,podremos volver a soñar...podremos gritar ¡Es Navidad!

martes, 18 de noviembre de 2008

Benedicencia, la virtud ausente del diccionario‏

La palabra benedicencia es la gran ausente del diccionario. Si intentas escribirla en tu computadora en un documento de texto, inmediatamente te la corregirá cambiándola por beneficencia. Si insistes, te la subrayará en rojo como un error. Pero el verdadero error consiste en que existiendo el término que indica el vicio, maledicencia, no aparezca el vocablo que indica la virtud.

La benedicencia radica fundamentalmente en hablar bien de los demás. Sin embargo, no se limita sólo a eso. Por un lado, esta virtud nos invita a silenciar los errores y defectos del prójimo, por otra parte, nos estimula a ponderar sus cualidades y virtudes.

Jesucristo nos exhortó a la vivencia de esta virtud cuando dijo a sus discípulos: “amad a vuestros enemigos, haced el bien a quienes os odian, bendecid a los que os maldigan, rogad por los que os difamen” (Lc 6,27-28). La enseñanza del cristianismo no consiste en no odiar, no maldecir, no dañar. Por el contrario, el Maestro nos invita a trabajar en positivo: Amad, bendecid, rogad.

Para vivir la benedicencia es necesario promover los comentarios positivos dentro de la familia. Varios de los conflictos dentro de la familia surgen de alguna palabra hiriente, de frases irónicas o comentarios negativos, etc. La influencia que recibimos de algunos medios de comunicación nos puede inducir a comportarnos de esta manera. Basta encender la televisión para ver cómo se insultan los miembros de distintos partidos políticos, cómo se exageran los errores y defectos de los demás. El 90% de las telenovelas nos muestran cómo surgen las intrigas familiares, en muchos casos debidas a la mentira, a la calumnia y a la difamación.

Se puede crear un ambiente muy positivo si al llegar de la escuela los hijos, en lugar de criticar a sus maestros del colegio, comentaran aquello que han aprendido ese día de ellos. Si la esposa recibe a su esposo, no con una queja por llegar tarde a comer, sino con un saludo cariñoso. Si el esposo al regresar de sus compromisos, comentase los proyectos que tiene en su trabajo y no los defectos que tienen su jefe o sus empleados. Hablar bien no significa mentir, no significa adular, comporta más bien reconocer las cualidades y virtudes de los demás.

Es importante silenciar los defectos de los demás. En algunos ambientes el chismorreo es la comidilla de todos los días. Esta es la influencia que recibimos diariamente gracias a las “revistas del corazón” y a ciertos programas televisivos que únicamente buscan ventilar las intimidades de los otros. El hombre que domina su lengua es un hombre perfecto, nos dice el apóstol Santiago. Al mismo tiempo, nos advierte que la lengua, aun siendo un miembro muy pequeño, puede ser fuego que incendie el ambiente o un veneno mortífero. Y termina diciendo que no podemos con la misma boca bendecir a Dios y maldecir a los hombres. (cf. St 3,1-12).

Si un día se quemó la cena o no estuvo a tiempo, podemos silenciar este defecto y agradecer a la persona que la preparó. Si mi hermano reprobó 2 materias en el colegio, no tengo por qué irlo pregonando a todo el mundo, más bien podría comentar las materias en las que le ha ido bien. Y si no tengo nada bueno que decir, lo mejor es callar. Silenciar los errores no significa hacerse de la “vista gorda”, más bien estipula que se comente algo sólo con quien puede poner solución al problema. No significa aprobar los errores y defectos: se busca más bien combatir el error, pero al mismo tiempo conservar la buena fama de quien lo comete.

En una ocasión un penitente se acusó de haber difamado a una persona. El sacerdote le pidió que antes de darle la absolución fuera al día siguiente con una almohada de plumas a la iglesia. Ese día subieron los dos al campanario y el sacerdote le pidió que destruyera la almohada. Al momento las plumas se esparcieron por toda la ciudad. El sacerdote le hizo ver que eso mismo sucedía con la maledicencia y la difamación, no se sabía hasta dónde podían llegar y no había manera de detenerlas o de resarcirlas. A partir de ese momento, después de la absolución, se comprometió a tratar de vivir todos los días la virtud de la benedicencia.


¡Vence el mal con el bien!

viernes, 14 de noviembre de 2008

La vida eterna ¿Qué es?

Agustín, en su extensa carta sobre la oración dirigida a Proba, una viuda romana acomodada y madre de tres cónsules, escribió una vez: En el fondo queremos solo una cosa, la “vida bienaventurada”, la vida que simplemente es vida, simplemente “felicidad”. A fin de cuentas, en la oración no pedimos otra cosa.
No nos encaminamos hacia nada más, se trata sólo de esto. Pero después Agustín dice también: pensándolo bien, no sabemos en absoluto lo que deseamos, lo que quisiéramos concretamente. Desconocemos del todo esta realidad; incluso en aquellos momentos en que nos parece tocarla con la mano no la alcanzamos realmente. “No sabemos pedir lo que nos conviene”, reconoce con una expresión San Pablo (Rom 8, 26). Lo único que sabemos es que no es esto. Sin embargo en este no saber sabemos que esta realidad tiene que existir. “Así , pues, una sabia ignorancia (docta ignorantia)”, escribe. No sabemos lo que queremos realmente; no conocemos esta “verdadera vida” y, sin embargo, sabemos que debe existir un algo que no conocemos y hacia el cual nos sentimos impulsados.
Pienso que Agustín describe en este pasaje, de modo muy preciso y siempre válido, la situación esencial del hombre, la situación de la que provienen todas sus contradicciones y sus esperanzas. De algún modo deseamos la vida misma, la verdadera, la que no se ve afectada ni siquiera por la muerte; pero, al mismo tiempo, no conocemos eso hacia lo que nos sentimos impulsados. No podemos dejar de tender a ello y, sin embargo, sabemos que todo lo que podemos experimentar o realizar no es lo que deseamos. Esta “realidad” desconocida es la verdadera “esperanza” que nos empuja y, al mismo tiempo, su desconocimiento es la causa de todas las desesperaciones, así como también do todos los impulsos positivos y destructivos hacia el mundo auténtico y el auténtico hombre. La expresión “vida eterna” trata de dar un nombre a esta desconocida realidad conocida.
Es por necesidad una expresión insuficiente que genera confusión. En efecto, “eterno” suscita en nosotros la idea de lo interminable, y eso nos da miedo; “vida” nos hace pensar en la vida que conocemos, que amamos y que no queremos perder, pero que a la vez es con frecuencia más fatiga que satisfacción, de modo que, mientras por un lado la deseamos, por otro no la queremos. Podemos solamente tratar de salir con nuestro pensamiento de la temporalidad a la que estamos sujetos y augurar de algún modo que la eternidad no sea un continuo de días del calendario, sino como el momento pleno de satisfacción, en el cual la totalidad nos abraza y nosotros abrazamos la totalidad. Sería el momento de sumergirse en el océano del amor infinito, en el cual el tiempo –el antes y después- ya no existe. Podemos únicamente tratar de pensar que este momento es la vida en sentido pleno, sumergirse siempre de nuevo en la inmensidad del ser, a la vez estamos desbordado simplemente por la alegría. En el Evangelio de Juan, Jesús lo expresa así: “Volveré a verlos y se alegrará vuestro corazón y nadie os quitará vuestra alegría” (16, 22). Tenemos que pensar en esta línea si queremos entender el objetivo de la esperanza cristiana, qué es lo que esperamos de la fe, de nuestro ser con Cristo.

lunes, 20 de octubre de 2008

Felices los afligidos porque serán consolados.

Cristo os elige, os une y os hace parecidos a él. No sufrís en vano; el dolor os madura en el espíritu, os purifica en el corazón, os da un sentido real del mundo y de la vida, os enriquece de bondad, de paciencia y, oyendo la promesa del Señor: "Selices los afligidos, porque serán consolados", os da la sensación de una paz profunda, de una alegria perfecta, de una esperanza gosoza.

Juan Pablo II


Felices los afligidos, porque serán consolados.

Esta es una promesa de Jesús a todos los que sufren. El simple hecho de sufrir ya mueve a compasión al corazón paternal de Dios; pero la felicidad y el consuelo que promete Jesús son, sobre todo, para los que saben sufrir, los que saben que el sufrimiento no es un castigo sino una oportunidad de abrir más el corazón a Dios.
Todo hombre pasa por el sufrimiento; lo importante es pasar como Cristo: amando, perdonando, dándose a los demás.
Cristo está con nosotros para darnos las fuerzas y abrirnos caminos más allá de nuestras lagrimas.



Oración

Padre todopoderoso, remedio de todos los males, concédeme sentir la seguridad de tu presencia en mí.

Padre bondadoso, tú que eres la fuente de todo bien, tranquilizame en tu amor, ayúdame a comprender que en cada cruz está tu gracia; en cada temor, tu apoyo; an cada debilidad, tu fuerza.

Mirame con misericordia, alíviame en mi enfermedad y ayúdame a obtener la salud.

Contando contigo, Señor, acepto todo con alegría, por todo lo que recibo de tu bondad.

Amén.

Esto es material del MINISTERIO DEL ALIVIO. Este ministerio es el que practico en mi comunidad.
Un saludo y espero que les haya gustado

miércoles, 15 de octubre de 2008

Oración por la comunidad.

Decir comunidad
Decir comunidad
es decir camino
compartido,
multitud de manos que se
unen
para, entre todos, hacer la
marcha más liviana,
abrazo de miradas que se
buscan
para buscar, unidas, la
mirada
de Aquel que por nosotros
dio la vida.
Es compartir, la vida
entrelazada,
es reunir bajo las mismas
esperanzas
las diferencias, que así, no
nos separan.
Decir comunidad
es hablar de proyecto
común,
sueños compartidos,
caminos acompañado.
Es pensar en el otro
y en lo mejor para el otro
y pensar, juntos,
en lo mejor de nosotros
para todos los otros.
Decir comunidad
es darse fuerzas entre
todos.
Es alentarse
con la palmada al hombro,
es corregirse
sin miedo a los enojos.
Es animarse
a crecer juntos poco a
poco.
Decir comunidad
es hablar de apertura y
entrega,
servicio a los demás,
aprender a brindarse,
generosos.
Es compartir la vida de Dios
fuente de vida, de
esperanza y amor.
Decir comunidad
es común-unidad
de criterios verdaderos
(los del Evangelio)
de opciones valientes
(las de Jesús)
de desafíos audaces
(los del Reino en marcha)
Decir comunidad
es el encuentro
de muchos
que animados y alentados
por el Espíritu,
buscan clamar a Dios,
¡Abba!
Aqui estamos Señor
unidos y en camino
para hacer crecer tu Reino
donde pidas.
AMÉN.

jueves, 2 de octubre de 2008

XXXIV Peregrinacion juvenil a pie a Luján.

Hola gente, ¿como están? Espero que muy bien.
En esta oportunidad quiero dejarles una pequeña reflexión y una oración a Mamá María que es la anfitriona de este fin de semana.
Pido oración por todos aquellos caminantes que se acercaran a la Virgen este sábado 4 de octubre.


Lectura: Evangelio según San Lucas Lc. 1, 26-38

“Al sexto mes el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una joven virgen que estaba comprometida en matrimonio con un hombre llamado José, de la familia de David. La virgen se llamaba María.
Llegó el ángel hasta ella y le dijo: <<>> María quedó muy conmovida al oír estas palabras, y se preguntaba qué significaría tal saludo.
Pero el ángel le dijo: <<>>
María entonces dijo al ángel:<< ¿Cómo puede ser eso, si yo soy virgen? >> Contestó el ángel: <>
Dijo María: <<>>
Después la dejo el ángel.”


Para reflexionar:
Recordamos los gestos de la Virgen María en este evangelio y los unimos al lema que este año nos llevara, como pueblo, a sus pies en la Peregrinación Juvenil a Luján.María hace silencio y escucha las palabras que van a cambiar la vida, tanto de ella y su familia como a toda la humanidad.
Ella afina sus oídos para recibir el mensaje de Dios.
Hoy Dios se acerca a nosotros, inmersos en el ruido de la rutina y de los compromisos diarios, queriéndonos dar un mensaje.
Tenemos este modelo de escucha de María para nuestras vidas, y que en el silencio de nuestro corazón suene, como en aquella visita, la voz de Dios.
“Madre, enséñanos a escuchar”

Para meditar:
Te invito a leer detenidamente, cada una de estas partes del diálogo de María con el ángel enviado por Dios. Y veas que también te hablan a vos… ¿Qué te dicen?

  • Alégrate, llena eres de gracias, el Señor esta contigo.

  • No temas, María, porque has encontrado el favor de Dios.

  • ¿Cómo puede ser esto, si yo soy virgen?

  • El Espíritu Santo descenderá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra.

  • Para Dios, nada es imposible.

  • Yo soy la servidora del Señor, hágase en mí tal como has dicho.

Y en esta parte del diálogo Dios pide una respuesta, quizás no sea inmediata, tomate un tiempo para prepararla…

¿Vos que le decís?

Bendita sea tu pureza:

Bendita sea tu pureza y eternamente lo sea, pues todo un Dios se recrea, en tan graciosa belleza. A ti celestial princesa, Virgen Sagrada María, te ofrezco en este día, alma vida y corazón. Mírame con compasión, no me dejes, Madre mía.

Yo soy el camino…

Si nadie te ama, mi alegría es amarte.
Si lloras, estoy deseando consolarte.
Si eres débil, te daré mi fuerza y mi alegría.
Si nadie te necesita, yo te busco.
Si eres inútil, yo no puedo prescindir de ti.
Si estas vacío, mi ternura te colmará.
Si quieres caminar, iré contigo.
Si me llamas, vengo siempre.
Si te pierdes, no duermo hasta encontrarte.
Si estas cansado, soy tu descanso.
Si pecas, soy tu perdón.
Si me hablas, trátame de tu.
Si me pides, soy don para ti.
Si me necesitas, te digo:
Estoy aquí dentro de ti.
Si te resistes,
No quiero que hagas nada de fuerza.
Si estas a oscuras, soy lámpara para tus pasos.
Si tienes hambre, soy pan de vida para ti.
Si eres fiel, yo soy fiel contigo.
Si quieres hablar, yo te escucho siempre.
Si me miras, verás la verdad en tu corazón.
Si estás excluido, yo soy tu afiliado.
Si no tienes a nadie, me tienes a mi.
SI ERES SILENCIO,MI PALABRA HABITARÁ EN TU CORAZÓN

lunes, 22 de septiembre de 2008

La piedra filosofal‏

Esto que me llego al mail sobre San Francisco me pareció estupendo y los consejos que se nombran al final son mas lindos todavía. Por eso quiero compartirlo con ustedes, espero que les guste.

Cuando alguien preguntó a Kazantzaki por qué amaba tanto a San Francisco, respondió:

«Lo amo porque su alma, a fuerza de amor, ha vencido a la realidad -lo que los hombres privados de alas llaman "la realidad": el hambre, el frío, la enfermedad, el desprecio, la injusticia, la fealdad, y ha logrado transformarla en un sueño alborozado, tangible, más verdadero que la misma verdad. San Francisco había encontrado el secreto que los alquimistas de la Edad Media buscaron en vano: el secreto para transformar el metal más vil en oro puro.

Para San Francisco, la "piedra filosofal" no era algo inaccesible, fuera del alcance del hombre; para encontrarla no era necesario quebrantar las leyes naturales: la piedra filosofal era su propio corazón. Así, por este milagro de alquimia mística, es como él ha sometido la realidad, liberado al hombre de la fatalidad y transformado en él toda carne en espíritu. San Francisco es, a mi ver, el gran general que lleva las tropas humanas a la victoria más absoluta».

Hay, efectivamente, dos realidades: una efímera y otra eterna, superpuestas, y uxtapuestas. Y la mayor parte de los humanos sólo ven la más superficial.

Acercaos a un hospital. Entrad en una sala con cinco enfermos afectados de la misma dolencia. Seguramente encontraréis a tres de ellos acorralados por su propia enfermedad. A uno, resignado a ella. A otro, sereno y quizá radiante. ¿Cómo? A fuerza de alma.

O preguntaos por qué, con el mismo sueldo, dos oficinistas uno vive feliz y sin apuros y al otro no le llega la respiración al cuello. Y es que, efectivamente, la piedra filosofal existe. No es un sueño romántico. Y es de fabricación casera. ¿Que cómo se fabrica? Cada uno debe encontrar su propia receta. Pero podrían servir algunos de estos consejos:

- El primero y más importante es tener algún gran ideal para cuya consecución lleguen a importar bien poco los fracasos y las dificultades.

- Tener fe en el futuro y confianza en la vida. Asumir cada día los problemas de hoy en lugar de ponerse a sufrir anticipadamente por los que podrían tal vez llegarnos mañana.

- Tomar y vivir la decisión de pensar mucho más en lo positivo y bueno que tenemos que en las zonas negras que tendremos que cruzar. Hablar del bien; no revolver los residuos de los fracasos.

- Creer descaradamente en el prójimo y preferir ser engañado una vez por él a pasamos toda la vida desconfiando de todos (con lo que seremos perpetuamente engañados).

- Dedicarse más a los problemas del prójimo que a los propios. As! se curarán o mitigarán los dos.

- Amar sin preguntarse si nos lo agradecerán. Estar seguros de que, a la larga, incluso en este mundo, el amor acaba funcionando y también nos querrán más de lo que merezcamos.

- Despertarse cada mañana como recién nacidos. Colgar cada noche en el perchero las preocupaciones de ayer y dormir olvidándolas.

- Sonreír, aunque no se tengan ganas. Sonreír, sobre todo, si un día se debe decir algo amargo.

- Aprender de los niños, aprender de los santos.

- Dar tiempo al tiempo, sabiendo que las frutas maduran lentamente.

- No ser demasiado ambiciosos. Querer pocas cosas, pero quererlas apasionadamente.

- Recordar al menos cuatro o cinco veces al día que tenemos alma y alimentarla tanto como al cuerpo por lo menos.

- Hacer, si se puede, un trabajo que amemos. O si no, al menos, amar lo que tenemos que hacer.

- Descubrir que casi siempre los disgustos que nos llevamos son mayores que los motivos que los causaron.

- Creer en algo muy en serio. Luchar por ello. Seguir luchando cuando nos cansemos. Seguir de nuevo cuando nos cansemos de seguir.

- Recordar que, al fin de cuentas, todos los trucos son trucos y sólo sirven para ir descubriendo que será la gracia de Dios la que nos hará felices, porque ésa y no otra es la piedra filosofal.

jueves, 4 de septiembre de 2008

Para divertirce un poco.

Hola, la gente que este mucho navegando en el internet capaz ya lo haya visto y otros no, pero tenia ganas de compartirlo luego de reflexiones y otras cosas una sonrisa esta buena tambien.
Espero que les guste. Un saludo.

martes, 26 de agosto de 2008

Jovenes - Cómo salir del agujero

No hablo de salir del armario para evitar equívocos; pero es cierto que hay demasiados cristianos voluntariamente escondidos en el guetto; católicos apocados que ocultan su fe como si se tratara de una neurosis y viven en su gazapera, aconejados, sin atreverse a enseñar la oreja. Les han dicho que la fe es algo íntimo y personal; que han de ser respetuosos incluso con los que no lo son. De acuerdo; pero también el embarazo es íntimo y se luce con orgullo sin el menor recato. Tal como se están poniendo las cosas, los católicos tenemos la obligación de no escondernos. Cuando el silencio se interpreta como aquiescencia, es un deber moral dar la cara, y, sin agredir a nadie, cantar las cuarenta al lucero del alba.

¿Y qué haremos para salir del agujero? ¿Cómo daremos la nota? Mi amigo Kloster, que es un hombre sabio y no tiene pelos en la pluma, dictó estas sabias recetas que transcribo sin más preámbulos:

- Cuando vayas de turista a una catedral, saluda ante todo al Dueño y Señor de la casa, que vive en la Capilla del Santísimo. No te limites a admirar las vidrieras. No olvides que las iglesias son Sagrarios, no meros edificios de interés cultural.

- No te importe quedar con tus amigos "después de Misa". A lo mejor alguno se anima y queda contigo "antes".

- Limpia y enriquece tu lenguaje. Nada tengo contra el taco como interjección lírica, que, usado con moderación, sosiega el ánimo; pero la mugre sobra. ¿Para qué tantas referencias glandulares, tanta alusión al presunto oficio de la madre de un tercero, tanta basura sexual? No sé si la cara es el espejo del alma (espero que no), pero el idioma sí que lo es.

- Y hablando del lenguaje, no es preciso que digas "Jesús" cada vez que oigas un estornudo, pero habrá que poner de moda algunas viejas y entrañables expresiones: "si Dios quiere", "con la ayuda de Dios", "adiós"... Sustituirán con ventaja al "hasta luego" que todo el mundo profiere aunque se despidan para la eternidad.

- Di a tu novia que se tape el ombligo y sus alrededores; que prefieres mirarla a los ojos, porque es lo único que no envejece. A lo mejor se ruboriza de gusto. Y tú, no es preciso que exhibas la etiqueta de tu ropa interior. Esos pantalones, que ya utilizaba Cantinflas hace cincuenta años, francamente, son una horterada.

- Cuando empieces a salir con una "niña supermona" (o un "niño supermono"), pregúntale qué piensa sobre Dios, la Iglesia, la familia, los hijos... Y no olvides que el noviazgo está para conocerse, no para enrollarse.

- Si vas al restaurante un viernes de cuaresma, pregunta al camarero si en ese establecimiento respetan a los clientes que desean guardar la vigilia. Si no lo entiende, llama el chef y se lo explicas. Y, antes de comer, bendice la mesa. Si se dan cuenta los vecinos, mejor para ellos.

- Cuando estés de viaje y llegues al hotel en una ciudad desconocida, di en recepción que te informen sobre los horarios de Misas de las iglesias más cercanas. Si son buenos profesionales, harán la gestión sin mover un músculo. Cosas más insólitas les piden cada día.

- Cuando hables de tu novia con tus amigos evita la terminología culinaria o troglodita: Fulanita no "está buena" porque no es objeto de consumo. Te sugeriría dos docenas de alternativas, pero sonarían un poco antiguas. Seguro que tú mismo sabrás inventar otras. Sé creativo.

- No toleres la blasfemia en tu entorno. Si la atmósfera se pone apestosa, basta con una frase ingeniosa y contundente, como la que empleó mi amiga Natalia hace años: "Oye, tío, ¿por qué no insultas a tu padre y dejas al mío en paz?" Natalia tiene una voz aguda y un tanto chillona. A su "amigo" se le atragantó el refresco.

- Y si el estudio de la tele se convierte en un zoo, en un catre o en un retrete (sin perdón, que así se llama), tira de la cadena y coge un libro. O refúgiate en la 2, donde los animalitos son más limpios y honrados. - Manda un mail a tu periódico, a tu emisora o a tu columnista favorito, sobre todo cuando hacen las cosas bien. Levántales el ánimo, que buena falta hace.

- Utiliza Internet sin miedo y echa la red -es decir la web- para pescar: participa en los debates, da doctrina, difunde los links cristianos. Forma un grupo de amigos cibernautas y llévales el mensaje de Jesucristo.

- Pero no te olvides de poner un filtro para que no entre en tu casa la basura cibernética. No se trata sólo de proteger a los niños. Los adultos estamos igual de indefensos porque todos somos corruptibles y capaces de las mayores aberraciones. Si tuvieses siempre sobre la mesa un montón de revistas pornográficas, ¿estás seguro de que nunca echarías una ojeada?.

- ¿Y que ocurriría si, sobre esa mesa de trabajo, hubiese una imagen de la Virgen? A Luisa, cuando la puso por primera vez en su oficina, se la rompieron. Volvió a poner otra, y la pintarrajearon. La tercera fue sustituida por una foto pornográfica...; pero la guerra no duró mucho. Desde hace más de un año, nadie toca su imagen de la Virgen de Guadalupe. Y su amiga Marijose ha puesto otra.

- En tu casa, piso o apartamento también podrías poner un buen cuadro de Santa María. Es fácil encontrar uno que sintonice con su estilo: los hay para todos los gustos.

- En Navidad, felicita con temas cristianos, no con anodinas bolitas de colores. Vive la costumbre cristiana de la corona de Adviento. No dejes de instalar el Belén. Explica a los tuyos el significado del árbol de Navidad, recuerdo del Árbol de la Vida -la Cruz- en que Cristo nos ha librado del fruto maléfico del Árbol de la ciencia del bien y del mal. Cantad villancicos ante el Belén. Y no dejéis de leer ante él los pasajes del Evangelio que se corresponden con las distintas fiestas navideñas.

- Quítate ese colmillo de gorila que llevas al cuello. Cualquiera diría que se lo arrancaste a una amiga de la infancia. Una medalla-escapulario es mucho más práctica. Ahora muchos chavales se cuelgan el rosario como si fuera un collar. Aprovecha la ocasión para explicarles cómo se usa.

- Visita a tu párroco alguna vez. Necesita sentir el afecto de sus feligreses. Dale ideas, cuéntale el último chiste, tomaos un café juntos, y escúchale, que a veces está muy sólo.

- En el cestillo de la Misa echa papel moneda. La calderilla está bien para las propinas o los parquímetros, pero en la Iglesia necesitan algo más que las sobras. Y en el mes de junio pon la equis donde tú sabes.

- En verano, llévate a Jesús de vacaciones. Él solía ir también a la montaña y a la playa. Y comía pescado a la brasa al anochecer. Aprende a descansar a su lado, sin huir. No lo mandes a un asilo ni lo abandones en la primera gasolinera.

- Habla de Dios a tus amigos. "Hablar de" es hablar de uno mismo, de lo que Él ha hecho contigo. Por eso cuesta. Hacer apostolado es quedarse a la intemperie, pero vale la pena.

- Y si es necesario, sal a la calle con una pancarta. Algunas veces los cristianos tenemos que manifestarnos, hacer bulto y gritar fuerte, llenando las avenidas y las plazas de las grandes ciudades. No quemes papeleras ni estropees el mobiliario urbano. Lleva a los viejos y a los niños, que somos gentes de paz y no correrán riesgos.


Cuando me llego este texto al mail me pareció muy bueno para compartir con ustedes, y no solo es para los jóvenes, muchas veces los grandes también tienen que hacer mucho de esto!

jueves, 21 de agosto de 2008

Encuentro Sal y Luz

El sábado 23 y domingo 24 de 9. 30 a 18 hs, horas realizaremos en el Seminario Diocesano (San Guillermo 7836) las jornadas "Sal y Luz", preparadas para dirigentes, asesores y catequistas de niños, adolescentes y jóvenes y también para jóvenes mayores de las comunidades, movimientos e instituciones de los decanatos de Villa Bosch y Loma Hermosa.

Les pedimos que se anoten a ferrey@infovia.com.ar hasta el jueves 21.

Además, si sos de los decanatos Caseros o Ciudadela, andá agendando... 6 de septiembre!

Traigan cuaderno, birome y algo para compartir en el almuerzo.

martes, 5 de agosto de 2008

Una buena para mejorar como sociedad, ¿Te comprometes?

VII CONGRESO NACIONAL SOBRE VALORES, PENSAMIENTO CRÍTICA Y TEJIDO SOCIAL

en la UCA - 25 y 26 de setiembre de 9 a 18.



Se invita a jóvenes y adultos provenientes de instituciones públicas y privadas, universidades, empresas, colegios profesionales, cámaras empresarias, iglesias y movimiento ecuménico, organizaciones de la sociedad civil, medios de comunicación y organismos del Estado, así como a asociados y amigos de la Asociación Cristiana de Jóvenes/YMCA a participar del congreso que tendrá lugar los días 25 y 26 de setiembre de 2008, de 9 a 18 horas en el : Auditorio San Agustín de la Pontificia Universidad Católica Argentina, Alicia Moreau de Justo 1300.

Tema: COHESIÓN SOCIAL, UN DESAFÍO PARA LA DEMOCRACIA

Subtemas:
1) Cohesión social, políticas de inclusión y sentido de pertenencia a América Latina

2) Iberoamérica: hacia un proyecto compartido de cohesión social

3) Mecanismos financieros innovadores que faciliten la cohesión social

4) La sociedad civil y su contribución a la cohesión social

5) Cohesión social en el marco de la justicia y la igualdad de oportunidades

6) Compatibilidad entre cohesión social, intereses sectoriales y el mercado

7) Cohesión social y gobernabilidad democrática

8) Cohesión social, educación y ciudadanía.

Expositores: Bernardo Kosacoff - Manuel Mora y Araujo - Rosa Conde - Diego Santilli - Cristina Calvo - Sergio Bergman - Daniel Arroyo - Diana Maffía - Jorge Lifchitz - Daniel Gómez - Alberto Sileoni - Daniel Marx - Alfredo Zecca - Javier Comesaña - Adrián Ventura - Alfonso Prat Gay - Daniel Goldman.

Organizado por la Asociación Cristiana de Jóvenes/YMCA -

Auspician: Fundación Diario La Nacion-Ministerio de Educación-Ministerio de Desarrollo Social-Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social-Secretaría de Cultura de la Nación-Ministerio de Cultura del GCBA-Ministerio de Educación del GCBA-Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires-Pontificia Universidad Católica Argentina-Universidad Nacional de Quilmes-CONSUDEC-Vicaria de Educación del Arzobispado de Buenos Aires-Municipalidad de Rosario-Caritas Buenos Aires-Acción Católica Argentina-DEPLAI-Fundación Carolina (España).
-Inscripciones: Gratuita -

Para mayor información: Tel. 4311-4429 - E-mail: ymca@ymca.org.ar - www.ymca.org.ar

jueves, 24 de julio de 2008

Un pequeño esfuerzo, una gran ayuda!



Si nos ponemos las pilas podemos juntar miles.
Hola a todos!

Esto es muy importante..... y es algo que se puede hacer sin mucho esfuerzo ..solo prestar un poco de atención y pensar que realmente sirve para muchos nenes...

CADA 600 tapitas de plástico, de lavandina, de cualquier marca de gaseosa, de desodorante de piso,etc...le hacen una DIÁLISIS GRATIS A UN NENE EN EL HOSPITAL GARRAHAN!!

Cada vez que tiren una gaseosa, una botellita de agua..guarden la tapita primero...

Se pueden dejar en : Hospital Garrahan, en todas las centrales de Pago Fácil que tengan urna para esto...(no sedes de pago fácil centrales)..si o si tiene que tener una urna que sea para esto..

Por favor..hagamos esto entre todos...600 tapitas no es tanto...


pasen este mail a todos los que conozcan..asi se difunde esta noticia porque no tiene difusion en ningun lado..ni radio ni tv...

Muchas gracias!!

35 mensajes del Papa en Sidney

“Profetas de una nueva época”, ha llamado Benedicto XVI a los jóvenes en Australia. Para quienes han estado y para quienes no, resumimos en 35 ideas breves algunas intervenciones del Santo Padre.

1. “Como fuente de nuestra vida nueva en Dios, el Espíritu Santo también es, de un modo muy real, el alma de la Iglesia, el amor que nos une al Señor y entre nosotros, y la luz que abre nuestros ojos para ver las maravillas de la gracia de Dios en todos nosotros”. MC

2. “Tenemos que permitir que el amor de Dios penetre en la dura costra de nuestra indiferencia, de nuestra aridez espiritual, de nuestro conformismo ciego con el espíritu de nuestro tiempo. Solo entonces podemos permitirle que encienda nuestra imaginación y plasme nuestros deseos más profundos. Por eso, la oración es tan importante: la oración cotidiana privada en la tranquilidad de nuestros corazones y ante el Santísimo Sacramento y la oración litúrgica en el corazón de la Iglesia”. MC

3. “Jóvenes: ¿qué dejaréis a la próxima generación? ¿Estáis construyendo vuestras vidas sobre bases sólidas? ¿Estáis viviendo vuestras vidas, dejando espacio al Espíritu en un mundo que quiere olvidar a Dios, o incluso rechazarlo en nombre de un falso concepto de libertad? ¿Cómo estáis usando los dones que se os han dado, la “fuerza” que el Espíritu Santo está dispuesto a difundir ahora sobre vosotros?”. MC

4. “Una nueva generación de cristianos está llamada a contribuir a la construcción de un mundo en el que la vida sea acogida, respetada y cuidada con atención, no rechazada o temida como una amenaza y por tanto, destruida. Una nueva época en la que el amor no sea ávido o egoísta, sino puro, fiel y sinceramente libre, abierto a los demás, respetuoso de su dignidad, un amor que promueva su bien e irradie alegría y belleza. Una nueva era en la que la esperanza nos libere de la superficialidad, de la apatía y del egoísmo que dañan nuestras almas y envenenan las relaciones humanas”. MC

5. “Queridos jóvenes amigos, el Señor os está pidiendo que seáis profetas de esta nueva época, mensajeros de su amor, capaces de atraer a la gente al Padre y de construir un futuro de esperanza para toda la humanidad”. MC

6. “El mundo necesita una renovación. En muchas sociedades, junto a la prosperidad material, se está extendiendo el desierto espiritual: un vacío interior, un miedo indefinible, un sentido escondido de desesperación. ¿Cuántos de nuestros coetáneos han construido cisternas rotas y vacías en una búsqueda desesperada de sentido, del sentido último que solo puede dar el amor? ¡También la Iglesia necesita esta renovación! Tiene necesidad de vuestra fe, de vuestro idealismo y de vuestra generosidad para poder ser siempre joven en el Espíritu”. MC

7. “¡No tengáis miedo de decir que “sí” a Jesús, de hallar vuestra alegría en hacer su voluntad, donándoos completamente para llegar a la santidad y usando vuestros talentos al servicio de los demás!”. MC

8. “Hay más alegría en dar que en recibir. No dudéis jamás de la verdad de las promesas de nuestro Señor, según las cuales cada vez que ofrecemos nuestra creatividad, nuestros recursos, nuestras personas, recibimos después todo con abundancia”. MC

9. “La colaboración armoniosa entre religión y vida pública es muy importante en una época en la que algunos han llegado a pensar que la religión es causa de división más que una fuerza de unidad. En un mundo amenazado por formas de violencia siniestras e indiscriminadas, la voz unánime de los que tienen un espíritu religioso estimula a las naciones y a las comunidades a resolver los conflictos con instrumentos pacíficos, respetando plenamente la dignidad humana”. EI

10. “El sentido religioso nos guía al encuentro de las necesidades de los demás y a buscar vías concretas para contribuir al bien común. Las religiones juegan un papel particular en este contexto, en cuanto que enseñan a la gente que el auténtico servicio exige sacrificio y autodisciplina, que a su vez se deben cultivar por medio de la abnegación, la templanza y el uso moderado de los bienes naturales”. EI

11. “La religión, al recordarnos las limitaciones y la debilidad del ser humano, nos impulsa a no poner nuestras esperanzas últimas en este mundo que pasa”. EI

12. “La verdadera fuente de la libertad se encuentra en la persona de Jesús de Nazaret. Los cristianos creen que El nos revela plenamente las potencialidades humanas para la virtud y el bien; El nos libera del pecado y de las tinieblas”. EI

13. “Pensaréis que en el mundo de hoy es improbable que la gente adore otros dioses. Pero a veces lo hacen sin darse cuenta. Los falsos "dioses" están casi siempre ligados a la adoración de tres realidades: los bienes materiales, el amor posesivo y el poder”. ND

14. “Los bienes materiales, de por sí, son buenos. No sobreviviríamos sin dinero, ropa y casas. Pero si nos negamos a compartir lo que tenemos con los hambrientos y los pobres, transformamos esos bienes en una falsa deidad. ¡Cuántas voces en nuestra sociedad materialista nos dicen que la felicidad consiste en acaparar el mayor número posible de bienes y objetos de lujo! Pero así los bienes se transforman en deidades falsas. En vez de dar la vida, son portadores de muerte”. ND

15. “El amor auténtico es ciertamente bueno. Cuando amamos somos plenamente humanos. Pero a menudo se cree amar cuando en realidad se tiende a poseer o a manipular a la otra persona. A veces los demás son tratados como objetos para satisfacer las propias necesidades. ¡Qué fácil es ser engañado por las tantas voces que en nuestra sociedad sostienen un enfoque permisivo de la sexualidad sin prestar atención a la modestia, al respeto propio y a los valores morales que confieren calidad a las relaciones humanas!”. ND

16. “En todos los Evangelios Jesús ama especialmente a los que se han equivocado porque, cuando se daban cuenta de su error, se abrían más que los otros a su mensaje de salvación. Los que deseaban reconstruir su vida eran los más dispuestos a escuchar a Jesús y a ser sus discípulos. Podéis seguir sus huellas; también vosotros podéis crecer especialmente cerca de Jesús precisamente porque habéis decidido volver a Él”. ND

17. “Podemos caer en la tentación de reducir la vida de fe a una cuestión de mero sentimiento, debilitando así su poder de inspirar una visión coherente del mundo y un diálogo riguroso con las otras muchas visiones que compiten en la conquista de las mentes y los corazones de nuestros contemporáneos”. CSM

18. “Caminad cada día a la luz de Cristo mediante la fidelidad a la oración personal y litúrgica, alimentados por la meditación de la palabra inspirada por Dios. Que la celebración cotidiana de la Eucaristía sea el centro de vuestra vida”. CSM

19. “La castidad por el Reino significa abrazar una vida completamente dedicada al amor, a un amor que os hace capaces de dedicaros sin reservas al servicio de Dios para estar plenamente presentes entre los hermanos y hermanas, especialmente entre los más necesitados”. CSM

20. “La sociedad contemporánea atraviesa por un proceso de fragmentación debido a una forma de pensar que es, por su naturaleza, de corto alcance porque deja de lado el horizonte completo de la verdad, verdad relativa a Dios y a nosotros. Por su misma naturaleza, el relativismo no consigue ver el cuadro entero. Ignora los principios que nos hacen capaces de vivir y crecer en la unidad, en el orden y la armonía”. VI

21. “¡El Espíritu Santo! Su función es ésta: cumplir la obra de Cristo. Enriquecidos con los dones del Espíritu Santo tendréis fuerza para ir más allá de las visiones parciales, de la utopía vacía, de la fugaz precariedad, para ofrecer la coherencia y la certeza del testimonio cristiano". VI

22. “El amor tiene una característica particular: su fin es permanecer. Por naturaleza, el amor es duradero. El Espíritu Santo ofrece amor al mundo: amor que disipa la incertidumbre, que supera el miedo del engaño, que lleva en sí la eternidad; el amor verdadero que nos incorpora a la realidad que permanece”. VI

23. “El Espíritu Santo es Dios que se entrega eternamente, como una fuente inagotable, se ofrece siempre. Observando este don incesante, vemos los límites de lo que es perecedero, la locura de una mentalidad consumista. En particular, empezamos a entender porqué la búsqueda de las novedades nos deja insatisfechos y deseosos de algo más. ¿No estamos buscando un don eterno, la Fuente que jamás se agota?”. VI

24. “¡Queridos jóvenes: hemos visto que el Espíritu Santo realiza la maravillosa comunión de los creyentes en Cristo Jesús. Fiel a su naturaleza de dador y al mismo tiempo de don, actúa ahora sirviéndose de vosotros. Haced que el amor unificador sea vuestra medida, el amor duradero vuestro desafío, el amor que se entrega vuestra misión”. VI

25. “Vosotros estáis llamados a vivir los dones del Espíritu entre los altibajos de la vida cotidiana. Haced que vuestra fe madure mediante los sacramentos”. VI

26. “Estar verdaderamente vivos es ser transformados desde el interior, estar abiertos a la fuerza del amor de Dios. Si acogéis la fuerza del Espíritu Santo, también vosotros podréis transformar vuestras familias, las comunidades y las naciones. Liberad estos dones. Que la sabiduría, la inteligencia, la fortaleza, la ciencia y la piedad sean los signos de vuestra grandeza”. VI

27. “¡Que mediante la acción del Espíritu Santo, los jóvenes tengan la valentía de llegar a ser santos! Esto es lo que necesita el mundo, por encima de cualquier otra cosa”. A.

28. “Hay algo siniestro que brota del hecho de que la libertad y la tolerancia se separan muy a menudo de la verdad. Todo ello se alimenta de la idea, ampliamente difundida en nuestra época, de que no hay una verdad absoluta que guíe nuestra vida. El relativismo, dando valor a todo sin discriminación, ha hecho que ‘las experiencias’ sean lo más importante”. A.

29. “¡La vida no está gobernada por la suerte, no es casual! Vuestra existencia personal ha sido querida y bendecida por Dios y tiene una finalidad. La vida no es una simple sucesión de hechos y experiencias. Es una búsqueda de la verdad, del bien, de la belleza. Con ese fin tomamos nuestras decisiones, ejercemos nuestra libertad y, en esto, en la verdad, en el bien y en la belleza, encontramos la felicidad y la alegría”. A.

30. “No os dejéis engañar por los que ven en vosotros simples consumidores en un mercado de posibilidades indiferenciadas, donde la elección en sí misma se convierte en bien, la novedad se hace pasar por belleza y la experiencia subjetiva suplanta a la verdad”. A.

31. “Cristo ofrece más. Ofrece todo. Sólo él, que es la Verdad, puede ser el Camino y por lo tanto la Vida”. A.

32. “Muchos jóvenes no tienen esperanza. Se quedan perplejos frente a las cuestiones que se les plantean y a menudo se siente inseguros sobre dónde encontrar respuestas. Ven la pobreza y la injusticia y desean hallar soluciones. Se sienten desafiados por los argumentos de quienes niegan la existencia de Dios y se preguntan cómo responder (...). ¿Dónde podemos hallar respuestas? El Espíritu nos orienta hacia el camino que conduce a la vida, al amor y a la verdad. El Espíritu nos orienta hacia Jesucristo. En El encontramos las respuestas que buscamos”. MC

33. “[La Virgen] María tuvo que enfrentarse a muchas dificultades a consecuencia de aquel sí. Simeón profetizó que una espada le atravesaría el corazón. Cuando Jesús tenía doce años pasó los peores momentos que cualquier madre puede experimentar cuando, durante tres días, perdió a su Hijo. Y después de la actividad pública de Jesús, sufrió la agonía de estar presente en su crucifixión y muerte. A través de tantas pruebas, permaneció siempre fiel a su promesa, sostenida por el Espíritu de fortaleza. Y fue recompensada con la gloria”. MC

34. “Debemos permanecer fieles al sí con que aceptamos la oferta de amistad por parte del Señor. Sabemos que no nos abandonará nunca que nos sostendrá siempre con los dones del Espíritu. María aceptó la "propuesta" del Señor en nuestro nombre. Dirijámonos a ella y pidámosle que nos guíe en las dificultades para permanecer fieles a la relación vital que Dios entabló con cada uno de nosotros". MC

35. “Ha llegado el momento de decirnos adiós, o mejor hasta pronto. La Jornada Mundial de la Juventud 2011 se celebrará en Madrid, en España. Hasta entonces recemos unos por otros y demos al mundo nuestro gozoso testimonio de Cristo”. MC

SIGLAS QUE SEÑALAN LA FUENTE:
A: Acogida
EI: Encuentro interreligioso
ND: Universidad de Notre Dame
CSM: Misa en la Catedral de Santa María
VI: Vigilia con los jóvenes
MC: Misa de Clausura

lunes, 21 de julio de 2008

¿Qué diferencia hace el Cielo en nuestra vida?

Volví, después de tanto tiempo, tuve me hice un lugarcito y actualicé el sitio, pido disculpas pero tengo demasiado estudio, ahora vienen las vacaciones de invierno y si los estudios me dejan voy a poner mas atención a ustedes los lectores.
Pido mil disculpas y acá les dejo material para compartir.


¿Qué diferencia hace el Cielo en nuestra vida?

Vamos pensar acerca de algunas de las formas en que nuestra vida en la tierra debería ser impactada por lo que creemos acerca del Cielo.

Primero, la esperanza del Cielo transforma nuestra perspectiva acerca de las desilusiones y sufrimientos de esta vida. D. A. Carson tenía razón cuando escribió: "No hay nada en las Escrituras que nos alienten a pensar que siempre seremos libres de las vicisitudes que asedian a un mundo moribundo" {1}. Pero una cosa que puede hacer la esperanza del Cielo es ayudarnos a poner el "lado oscuro" de la vida en perspectiva. Pablo escribió: "Pues tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse" (Romanos 8:18). ¡La gloria venidera será inconmensurablemente mayor que la profundidad de cualquier aflicción que podemos conocer hoy!

¡Pero las Escrituras también nos dicen que nuestros sufrimientos presentes de hecho cumplen un papel en prepararnos para esa gloria venidera! Como lo expresó el apóstol: "Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria" (2 Corintios 4:17). Las mismas cualidades y virtudes que nos equipan para el Cielo están siendo hoy urdidas en nuestra alma a través de las muchas aflicciones de nuestra vida presente. . . liberándonos de las ataduras de la auto-indulgencia, creando en nosotros un corazón compasivo para con otros, y empujándonos para que nos acerquemos cada vez más a Aquél cuya presencia disfrutaremos por la eternidad venidera.

En segundo lugar, la esperanza del Cielo transforma nuestra perspectiva acerca de la verdadera naturaleza del éxito. Por todos lados escuchamos el mensaje de que la "buena vida" consiste en la acumulación de posesiones materiales, la adquisición de poder o el disfrute del placer sensual. Las Escrituras nos alientan a disfrutar de las muchas buenas cosas de la vida con las que podemos ser bendecidos (1 Timoteo 6:17); pero la esperanza del Cielo debería recordarnos que este mundo y todo lo que está en él está pasando, que su gloria es sólo por un tiempo (1 Juan 2:15, 17), que realmente somos "extranjeros y peregrinos" en este mundo (1 Pedro 2:11).

Es por eso que nos exhortan a poner nuestras mentes y corazones en el Cielo y a buscar las cosas de arriba (Colosenses 3:1, 3). Dios nos está urgiendo a abandonar lo que para Él son búsquedas triviales que terminan sólo en vacío, y a que nos dediquemos a aquellas ambiciones que darán fruto que nos acompañará al próximo mundo. Cuando Jesús dijo que "busquemos primero Su reino y Su justicia", nos estaba alentando a hacer de estas cosas nuestra prioridad más alta en la vida.

Finalmente, la esperanza del Cielo transforma nuestra perspectiva sobre la muerte. Las Escrituras en ningún lugar nos enseñan que como creyentes estamos inmunes o debemos negar la realidad de la pena que puede traer la muerte. ¡Pero en Cristo compartimos Su victoria sobre la muerte! ¡Nos entristecemos, pero no nos entristecemos como aquellos que no tienen esperanza (1 Tesalonicenses 4:13), sino más bien como aquellos que están seguros de reunirse con los seres queridos que han partido antes, de recibir un cuerpo glorioso que nunca se debilitará o se descompondrá, de entrar en una nueva vida asombrosa más allá de nuestros sueños más queridos, y de estar por siempre con el Señor!

Al final de sus queridos "Narnia Tales" (Cuentos de Narnia), C. S. Lewis describió los eventos que ocurren al entrar los personajes de su historia al Cielo {6}: "Las cosas que empezaron a ocurrir después fueron tan grandes y hermosas que no las puedo escribir. Y para nosotros éste es el final de todas las historias, y podemos decir muy ciertamente que todos vivieron felizmente para siempre. Pero para ellos era sólo el comienzo de la verdadera historia. Toda su vida en este mundo y todas sus aventuras en Narnia sólo habían sido la tapa y la página del título: ahora por fin estaban empezando el Capítulo Uno de la Gran Historia, que nadie en la tierra ha leído; que sigue por siempre; en la que cada capítulo es mejor que el anterior."

miércoles, 25 de junio de 2008

La manzana


Hace mucho tiempo existía un enorme árbol de manzanas.
Un pequeño niño lo amaba mucho y todos los días jugaba alrededor de él.
Trepaba al árbol hasta el tope, comía sus manzanas y tomaba una siesta bajo su sombra.
El niño amaba el árbol y el árbol amaba al niño.
Paso el tiempo y el pequeño niño creció y no volvió a jugar alrededor del enorme árbol.
Un día el muchacho regresó al árbol y escucho que le decía con tristeza:
“¿Vienes a jugar conmigo?”
Pero el muchacho contestó:
“Ya no soy un niño para jugar alrededor de enormes árboles, lo que quiero ahora son juguetes y necesito dinero para comprarlos”.
“Lo siento, dijo el árbol, pero no tengo dinero… pero te sugiero que tomes todas mis manzanas y las vendas, de esta manera obtendrás el dinero para tus juguetes”, el muchacho se sintió muy feliz, tomó todas sus manzanas, obtuvo el dinero y el árbol volvió a ser feliz.
Pero el muchacho nunca volvió después de obtener el dinero y el árbol volvió a estar triste.
Tiempo después, el muchacho regresó y el árbol se puso feliz y preguntó:
“¿Vienes a jugar conmigo?”
“No tengo tiempo para jugar, debo trabajar para mi familia, necesito una casa para compartir con mi esposa e hijos, ¿puedes ayudarme?”
“Lo siento, dijo el árbol, pero no tengo una casa, pero… tu puedes cortar mis ramas y construir una casa”
El joven cortó las todas las ramas del árbol y esto hizo feliz nuevamente al árbol, pero el joven nunca más volvió y desde esa ves el árbol volvió a estar triste y solitario.
Cierto día de un cálido verano, el hombre regresó y el árbol estaba encantado.
“¿Vienes a jugar conmigo? Volvió a preguntar el árbol.
El hombre contesto:
“Estoy triste y volviéndome viejo, quiero un bote para navegar y descansar, ¿puedes darme uno?”
El árbol contestó:
“Usa mi tronco para que puedas construir uno, así podrás navegar y ser feliz”.
El hombre cortó el tronco y construyó un bote, luego se fue a navegar por un largo tiempo.
Finalmente regreso luego de muchos años y el árbol le dijo:
“Lo siento mucho, pero ya no tengo nada para darte ni siquiera manzanas”, el hombre replico: “No tengo dientes para morder, ni fuerza para escalar, ahora ya estoy viejo”.
Entonces el árbol con lágrimas en los ojos le dijo:
“Realmente no puedo darte nada… la única cosa que me queda son mis raíces”.
El hombre contestó:
“Yo no necesito mucho ahora, solo un lugar para descansar, estoy tan cansado después de tantos años”.
“Bueno, las viejas raíces de un árbol, son el mejor lugar para recostarse a descansar, ven siéntate conmigo y descansa”, el hombre se sentó junto al árbol y éste, feliz y contento, sonrío con lágrimas.




Esta es la historia de cada uno de nosotros, él árbol representa a nuestro padres, cuando somos niños, los amamos y jugamos con papá y mamá.
Cuando crecemos los dejamos… solo regresamos a ellos cuando necesitamos o estamos en problemas, no importa lo que sea, ellos siempre están allí para darnos todo lo que puedan y hacernos felices.
Podrás pensar que el muchacho es cruel con el árbol, pero es muy probable que así nosotros tratemos a nuestros padres…
No dejes pasar esta oportunidad para demostrar cuanto amas a tus padres, no sea que cuando lo quieras hacer sea tarde.

viernes, 13 de junio de 2008

Desahogarnos con amor

La sangre se arremolina en las sienes, las quijadas se aprietan con crispados nervios como queriendo morder algo que no está en la boca, las manos se comprimen formando dos puños escondidos de la vista de miradas indiscretas, como queriendo golpear lo que no tienen al alcance del brazo. Si, estoy enojado, la injusticia es demasiado burda como para ignorarla, como para simplemente dejar pasar el hecho y voltear la página.

Muchas veces vivimos momentos de extremo enojo, frente a traiciones, abusos de autoridad, hipocresías, maldades o mentiras. Pero el enojo no se va, se instala orondo en nuestro interior y nos acompaña por el resto del día, no dejando que la paz y el equilibrio interior vuelvan a ser el norte que guía nuestro caminar. Y en esos momentos, ¡que injustos podemos ser con los que nos rodean! Cuanto dolor podemos provocar en los que con absoluta inocencia se acercan a nosotros para ayudarnos o simplemente compartir un momento laboral, de familia, o de amistad.

Las más de las veces descargamos nuestras impotencias con aquellos que menos lo merecen. Esas buenas personas que nada tienen que ver con nuestro enojo son victimas de nuestros desahogos y culminan siendo el eslabón final de la cadena de frustraciones que nos llevó al estallido. ¡Que injustos que somos, que poco amor por esas sencillas almas que sólo quieren compartir y acompañarnos en los momentos malos que nos prodiga la vida!

En muchas oportunidades las victimas son las esposas cuando llega el marido a la casa, o viceversa. En otros casos son los empleados que sufren a sus jefes frustrados por problemas con sus superiores. O simplemente ese amigo que te acerca su hombro y le respondes con una ácida respuesta. Es curioso, pero las más de las veces nos desahogamos de nuestro enojo con los más débiles, los que no tienen la capacidad de responder a nuestra agresión, quizás nuestros propios pequeños hijos.

La palabra que resuena en mi mente es cobardía. ¿Cómo podemos ser tan poco cristianos como para desahogarnos de nuestros enojos descargando ataques de ira contra los que nada tienen que ver con nuestros problemas? Es una cadena de agresión, que sólo genera más y más malos sentimientos, cadena que sólo puede ser interrumpida por los lazos invisibles del amor.

Cuando tenemos esos momentos de enojo, necesitamos desahogarnos, necesitamos liberar esa presión interior que nos oprime y ensombrece. Sin demora alguna liberemos ese volcán que amenaza estallar en nuestro pecho, pero hagámoslo con amor, derramando gotas de ternura, sonrisas, comprensión. Nuestros malos sentimientos se derretirán como nieve junto al calor del hogar, no resistirán la sonrisa que nos prodiga esa alma buena que se acerca a nosotros con las manos abiertas. Luego podremos comprender qué tontos que somos cuando respondemos mal con mal, cuando alimentamos los círculos concéntricos que nos alejan del amor.

Es una virtud heroica la de aquellos que son capaces de responder al mal con bien, la de los que son capaces de frenar sus propios sentimientos de enojo y tornarlos en suaves sonrisas que derriten el mal. Virtudes heroicas las de los que derraman miel sobre un mundo con rostro de limón. La acidez de esta sociedad pide a gritos que almas heroicas la llenen de dulzura. Héroes que serán vistos como débiles quizás, pero qué bienvenidas son esas hermosas almas que iluminan el mundo, le dan un sentido puro, bueno, frente a los ríos de egoísmo e hipocresía que corren por nuestras calles.

¡Virtudes heroicas para una causa noble, la de honrar al Amor de los Amores uniendo nuestra voluntad a la Suya!

miércoles, 11 de junio de 2008

¡Sólo empuja!

Un hombre dormía en su cabaña cando de repente una luz iluminó la habitación y pareció Dios.
El Señor le dijo que tenía un trabajo para él y le enseño una gran roca frente a la cabaña. Le explicó que debía empujar la piedra con todas sus fuerzas.
El hombre hizo lo que el Señor le pidió, día tras día. Por muchos años, desde que salía el sol hasta el ocaso, el hombre empujaba la fría piedra con todas sus fuerzas… y esta no se movía. Todas las noches regresaba a la cabaña muy cansado y sintiendo que todos sus esfuerzos habían sido en vano.
Como el hombre comenzó a sentirse frustrado, Satanás decidió entrar en el juego trayendo pensamientos a su mente. “Has estado empujando esa roca muchas tiempo, y no se a movido”. Le dio al hombre la impresión de que la tarea que le había sido encomendada era imposible de realizar y que él era un fracaso.
Estos pensamientos incrementaron su sentimiento de frustración y desilusión. Satanás le dijo: “¿Por qué esforzarte todo el día en una tarea imposible? Solo haz un mínimo esfuerzo y será suficiente”.
El hombre pensó en poner en practico esto pero antes decidió elevar una oración al Señor para confesarle sus sentimiento: “Señor, he trabajado duro por mucho tiempo en tu servicio. He puesto todas mis fuerzas para conseguir lo que me pediste, pero aún así, no he podido mover la roca ni un milímetro. ¿Qué pasa? ¿Por qué es fracasado?
El Señor respondió con compasión: “Querido hijo, cuando te pedí que me sirvieras y tu aceptaste, te dije que tu tarea era empujar con todas tus fuerzas la roca, y lo has hecho. Nunca dije que esperaba que la movieras. Tu tarea era empujar. Ahora vienes a mi sin fuerzas a decirme que has fracasado, pero ¿En realidad fracasaste?
Mírate ahora, tus brazos están fuertes y musculosos, tu espalda fuerte y bronceada, tus manos callosas por la constante presión, tus piernas se han vuelto duras.
A pesar de la adversidad has crecido mucho y tus habilidades ahora son mayores que las que tuviste alguna vez.
Cierto, no has movido la roca, pero tu misión era ser obediente y empujar para ejercitar tu fe en mí.
Eso lo has conseguido. Ahora, querido hijo, yo moveré la roca”.


Algunas veces, cuando escuchamos la palabra del Señor, tratamos de utilizar nuestro intelecto para descifrar su voluntad, cuando en realidad Dios solo nos pide obediencia y fe en Él. Debemos ejercitar nuestra fe, que mueve montañas, pero concientes que es Dios quien al final logra moverlas.
Cuando todo parezca ir mal… ¡Sólo empuja!
Cuando estés agotado por el trabajo… ¡Sólo empuja!
Cuando la gente no se comporte de la manera que te parece que debiera… ¡Sólo empuja!
Cuando la gente simplemente no te comprenda… ¡Sólo empuja!
Cuando te sientas agotado y sin fuerzas… ¡Sólo empuja!

miércoles, 4 de junio de 2008

Sal y Luz San Martín-Ballester

Sal y Luz en San Martín y Ballester!

El sábado 7 de junio de 9 a 19 horas realizaremos en la Casa Joven (Bonifacini 2067) el encuentro "Sal y Luz" preparado para dirigentes, asesores y catequistas de niños, adolescentes y jóvenes y también para jóvenes mayores de las comunidades, movimientos e instituciones de los decanatos de San Martín y Villa Ballester.

Les pedimos que vayan confirmando a ferrey@infovia.com.ar quiénes van a participar.Traigan cuaderno, birome y algo para compartir en el almuerzo. Un abrazo para todos/as.

Pbro. Fernando Rey y equipo del espacio de formación y espiritualidad Área Pastoral Nuevas Generaciones y Vocaciones

miércoles, 28 de mayo de 2008

Me otorgaron otro weblog.


Quiero agradecer a Javi del blog http://elblogdejavidejaen.blogspot.com/ que me otorgo este premio. Pido disculpas que no ponga los requicitos, estoy muy corto de tiempo. Mas tarde entregare el premio a otros. Muchas gracias Javi

lunes, 26 de mayo de 2008

Compromiso de Corpus Christi

Bueno, hoy les quería hablar sobre el compromiso que nos deja Corpus Christi. Esta marcha de Corpus es una demostración pública de la fe cristiana en la cual salimos a la calle a festejar y celebrar el Cuerpo y Sangre de nuestro Señor.
Ahora la pregunta es, ¿Hacemos públicamente nuestra fe diariamente?


Esto es algo que nos tendríamos que preguntar a uno mismo y reprochárnoslo, ya que muchas veces nos vemos afectados por la sociedad. El "que dirán", nos priva mucho, estamos pendientes de lo que dicen los demás, de las críticas que pueden realizar y no de mostrar y vivir la vida realmente feliz.
Parecemos los discípulos, en el momento que Jesús muere se esconden con miedo a que dirán los demás, pero que pasó luego con los discípulos. Vieron a Jesús resucitado y Él les derramo el Espíritu Santo, les quito el miedo, les dio confianza y salieron a anunciar al Señor y volcar las enseñanzas de Jesús al pueblo.
La nueva pregunta es: nosotros ¿no recibimos el Espíritu Santo en Pentecostés?


Si estamos seguros de eso, estamos seguros de nuestra fe, sin miedo alguno a lo que dirán los demás, y debemos hacerlo publico tal cual lo hicieron los discípulos, no debemos ocultar lo que nos hace feliz sino nos estaríamos reprimiendo nosotros mismo y nos estaríamos haciendo mal.
Se acuerdan lo que hacia Jesús, a Él no le importaba lo que decían los demás, Él hacia lo que tenía que hacer sin importarle lo que los demás piensen.
Por ejemplo, los Judíos (muy machista) dejaban a la mujer de lado, y otra cosa que hacían los Judíos era despreciar a los Samaritanos creyéndose mejores. Que fue lo que hizo Jesús, no solo hablo con un Samaritano sino que le dio de beber y más aun, era una mujer Samaritana.
A Él no le importo lo que fueran a reprocharle, sino que se encargo de llevarle el mensaje que el que lo necesitaba.
Yo creo que si hoy en día estaría Jesús estaría en el medio de los gobernantes, en el medio de un prostíbulo, y en tantos lugares donde hace falta cambios, donde hace falta ese mensaje de Dios.
Tal cual como Él dijo: "he venido a buscar a los pecadores y enfermos".


Nosotros debemos ser ahora los muchos Jesús e ir a buscar a los pecadores y enfermos llevando el mensaje por las calles y demostrando nuestra fe y felicidad.
Ustedes ven a los punk de ahora, salen vestidos con crestas, todos de negro y mas allá de si esta bien o mal, eso dejémoslo aparte, ellos salen convencidos y por eso no tienen vergüenza, que es la típica pregunta que hacemos nosotros: ¿no tienen vergüenza de salir así a la calle?
Y la respuesta es "NO" porque ellos están convencidos y así tendríamos que estar nosotros, convencidos de nuestra fe cristiana, convencidos de que Dios esta con nosotros, y mostrarle la felicidad nuestra al mundo tal cual lo hacemos en Corpus Christi.

Bien, si hasta ahora metí un poco el dedo en la llaga, pido disculpas pero voy a hacer más presión en la misma.
Unos de los principales motivos por lo que nos cuesta salir a mostrar nuestra fe y no tenerle miedo al "que dirán", desafortunadamente es porque el "que dirán" esta adentro de nuestro templo, de nuestra comunidad!!
¿Se acuerdan lo que dice la Biblia, como reconocían a los apóstoles?
Los que veían a los apóstoles decían: "Miren como se aman"
A los apóstoles los reconocían por el amor que se tenían los unos a los otros, por cumplir el mandamiento que les dejo Jesús: "Amence los unos a los otros como yo los he amado"
Hoy en día cuando salimos de una misa nosotros, que dicen los que nos ven salir ¿miren como se aman? o ¿miren como se amasan?
Hoy en día nos reprimimos a nosotros mismos, dentro de la comunidad nos dedicamos a chusmear lo que hace el otro, a competir por un puesto para figurar y ser vistos como los servidores de Dios, cuando bien aclarado dejo Jesús: "Quien quiera ser el primero que se ponga ultimo".
Que nos pasa a los cristianos que en ves de seguir las enseñanzas hacemos lo contrario, que nos pasa que en ves de ayudar al prójimo, nos hundimos entre nosotros hablando mal de los demás de la comunidad, fijándose que hace mal el otro para andar comentando. Así solamente logramos que la comunidad disminuya, como queremos que se acerque gente a conocer a Dios si damos un mensaje y luego cuando ven de afuera la comunidad se dan cuenta que es totalmente otra cosa.
Muchas comunidades tienen poca cantidad de jóvenes, como no van a tener escasez de jóvenes si cada vez que buscan participación en la comunidad, los adultos por miedo a perder el puesto les cierran las puertas!!
De que estamos hablando, me parece que es algo muy intenso que varios tendrán que masticar y reflexionar para poder mejorar.
Solamente 2 preguntas personales voy a dejar de reflexión:

1- ¿Estamos haciendo una vida cristiana, o decimos ser cristianos por ir a misa y figurar en un puesto?

2- ¿Estamos haciendo publica nuestra fe, o estamos haciendo publico un puesto, o no estamos haciendo publica nuestra fe y nos quedamos encerrados en el templo?


Les dejo un cordial saludo y espero que les sirva este post a muchos.


Atte. Marcos Emiliano Mesa

Estoy feliz!

Bueno dejo otro premio que me han otorgado, desde ya pido disculpas por no haber subido nada a ustedes lectores, el estudio me roba mucho tiempo y por ratos puedo meterme en la maquina, pero prontito ya dejare algo para que deleiten.
Aqui dejo el premio "BLOG DORADO". Quien me ha premiado es el blog Arcendo http://arcendo.blogspot.com/, al cual le estoy muy agradecido de acordarce de mi, estoy muy feliz como digo en el titulo de este post porque veo como crece tanto el sitio como la unidad entre hermanos que no nos conocemos pero compartirmos la misma felicidad que nos la da nuestro Señor y tenemos las mismas ancias de anunciarlo a los demas por este medio.

Estoy feliz porque esta unidad es la que pide el Señor y nosotros sin interes de nada, solamente con las ganas de que otras personas logren tambien la felicidad llevamos adelante esto.

Y bien como dice nuestro libro de vida la Biblia "Seamos uno para que el mundo crea". Yo creo que de apoco estamos logrando eso.

Arcendo estoy muy agradecido por haberte acordado de mi sitio y haberme sedido el premio, el cual lucire orgulloso por este crecimiento en mis enlaces y el cual tiene un requisito muy linto y unico que es brindarle este premio a 6 blog's mas que se merezcan este reconocimiento. Aqui van los 6 blog's:


1- http://buscadoresdeloeterno.blogspot.com/


2- http://altercadiz.blogspot.com/


3- http://rodrigo-unidos.blogspot.com/


4- http://lazaro-carismas.blogspot.com/


5- http://semillasdedios.blogspot.com/


6- http://armoniaesp.blogspot.com/

felicitaciones y espero que esto continue.


Aqui dejo el premio, tomenlo

viernes, 23 de mayo de 2008

Gracias otra ves!



http://wwwdelamanodeteresadejesus.blogspot.com/ quiero agradecerle a este blog también por seleccionarme para recibir este premio. Siempre pongo todos mis conocimientos a la hora de hacer una reflexion o una publicacion de algun tema, asi que me alegro mucho de recibir este premio ya que en conjunto con el otro encuentro la gratitud de la gente por mi esfuerzo. muchas gracias.



El premio Brillante Weblog 2008 esta dedicado a webs y blogs que resalten por su brillantez tanto en temática como en diseño.

Estas son las pautas a seguir:


1º.- Al recibir el PREMIO, se ha de escribir un post mostrando el premio y se ha de citar el nombre del blog o web que te lo regala y enlazarlo al post de ese blog o web que te nombra ganador.

2º.- Elegir un mínimo de 7 blogs (pueden ser más) que creas que brillan por su temática y/o su diseño. Escribir sus nombres y los enlaces a ellos. Avisarles de que han sido premiados con el PREMIO “BRILLANTE WEBLOG”.

3º.- Opcional. Exhibir el PREMIO con orgullo en tu blog haciendo enlace al post que tú escribes sobre él.


Y mis elegidos son:








elegi cuatro porque creo que son los que se lo merecen.
Felicitaciones

Muchas gracias!!


Hoy me he encontrado en mis mail's con el premio al "Esfuerzo personal".
El premio me lo a otorgado Militos http://loreto1945-militos.blogspot.com/
Quiero darte gracias por este premio al "Esfuerzo personal", si realmente le pongo mucha pila, quiero que todos conozcan que nos crearon para ser felices y para amarnos los unos a los otros. Así que Militos te agradezco de corazón.

REQUISITOS:
1- Guardar el premio con el enlace de la persona que te lo concedió
2- Poner las reglas en el blog.
3- Compartir seis valores importantes y seis que no.
4- Elegir un mínimo de seis personas.
5- Avisar a los premiados y dejar un comentario en su blog.


Bueno seis cosas importantes:(Son cosas que quiero para poder mejorar como persona y brindar mejor servicio a mis hermanos)

1-Paciencia
2-Amor
3-Discernimiento
4-Sabiduría
5-Fuerza
6-Oración

Ahora van las seis cosas no importantes:

1-Odio
2-Venganza
3-Chisme
4-Discriminación
5-Figurar
6-Sentirse mas que otra persona


Y este premio se lo otorgo a:

1- http://versos-al-corazon.blogspot.com/
2- http://sanantoniopr.blogspot.com/
3- http://elrincondeyanka.blogspot.com/
4- http://reflexionypensamientos.blogspot.com/
5- http://elblogdejavidejaen.blogspot.com/
6- http://elgrimoriodealberto.blogspot.com/

Felicitaciones a estos 6 nuevos ganadores.

miércoles, 21 de mayo de 2008

Marcha Corpus


Caminá!
Se viene la tradicional marcha de Corpus Christi.Los jóvenes de nuestra diócesis sacamos las topper nuevamente para ir juntos desde la casa de la madre de Lourdes hasta la catedral.Ahí nos espera toda la iglesia diocesana para celebrar el deseo de Jesús de quedarse con nosotros.Te esperamos.Tengan en cuenta que la Marcha Joven de Corpus empieza cerca del mediodía. ¡Lleven galletitas, mate, gaseosas, agua mineral! Así evitamos que el hambre nos ponga de mal humor.

martes, 20 de mayo de 2008

Un pequeño desafío

He recibido de los siguientes compañeros, la tarea de responder a tres memes que en el fondo son similares, así que, con este respondemos a los tres. Las reglas son idénticas así que aquí vamos: Reglas del desafío:
1-Escribir un post sobre seis cosas sin importancia que nos gusten. Los otros piden también 6 cosas que no nos gusten.
2-Poner el enlace de la persona que nos ha elegido.
3-Poner las reglas en el blog.
4-Elegir seis personas para continuar el desafío.
5-Avisar a estas personas y dejar un comentario en sus blogs.-
me eligió: http://elblogdeoscarweekends.blogspot.com/

Cosas que me gustan:
La música
Hablar de Dios
Realizar retiros espirituales
Servir a mis hermanos
Viajar
Escuchar

Cosas que no me gustan:
La envidia
El chisme
Que me pongan apodos
La política de hoy
La maldad
La discriminación

ahora las personas que continúen con esto son:

http://sanantoniopr.blogspot.com/

http://lourdes-lojeda.blogspot.com/


http://biromes.blogspot.com/

http://sinfronterasenlinea.blogspot.com/

http://rodrigo-unidos.blogspot.com/

http://antetiemposextremos.blogspot.com/


Muy interesante en el momento que uno se pone a pensar cosas que le gusten y que no, un pequeño desafío.

lunes, 12 de mayo de 2008

¿Creemos en nosotros mismos?

Voy a escribirles algo cortito, pero que muchas veces nos sucede inconscientemente (o conscientemente también).
Cuantas veces tenemos falta de confianza en nosotros mismos, cuantas veces, nosotros mismos hacemos que las cosas sean más difíciles porque no nos tenemos confianza y colocamos los objetivos en una cima inalcanzable.
Les quiero contar un testimonio muy breve, capaz que piensen que es muy exagerado, pero yo de ese pequeño detalle saque una gran reflexión y me gustaría que ustedes en su corazón también reflexionen y piensen en sus vidas esto: ¿Cuanta confianza me tengo a mi mismo?

Aquí va mi testimonio:
Estaba en una clase de educación física en el colegio, el profesor tomó una evaluación de resistencia física en la cual había que trotar 18 minutos en tres series de 6 minutos.
Yo que no puedo correr ni el colectivo sinceramente al llegar a la tercera serie al profesor le dije que no sabía si iba a llegar a trotar los 6 minutos finales, y el me contesto: “YO CREO QUE SI VAS A PODER”.
Esto me llevo a pensar y dentro de mí surgió un “si, vas a poder” y así lo fue.
Pero esa reflexión no quedo ahí, sino que continuó. Esto me llevó a pensar: ¿Cuántas veces no cumplí un objetivo, porque no confié en que lo podía lograr? ¿Cuántas veces no cumplí una meta, porque mi cabeza ponía un imposible de algo sencillo?
¿CUÁNTAS COSAS SON TAN FÁCILES Y UNO MISMO LO HACE DIFÍCILES?

Yo desde mi experiencia personal, los invito a que cada uno de ustedes piense en su vida cuantas veces se puso una traba a si mismo y no cumplió algo por causa de eso, y también los invito a pensar en todos los proyectos que tengan por delante y se digan a si mismos, YO CREO QUE PUEDO!!

Muchas personas creen en uno, las familias, los amigos, nuestros hermanos en la fe, Dios cree que podemos, Jesús cree que podemos, el Espíritu Santo cree que podemos y es el que nos da la fuerza para hacerlo (¿En este Pentecostés le pidieron al Espíritu Santo que les de los frutos divinos?, esos frutos son primordiales en nuestras vidas y para esto), PORQUE NOSOTROS NO VAMOS A CREER EN NOSOTROS MISMOS.
Nosotros creemos en Cristo, pues Cristo vive en nosotros, y con el todo es posible.
Digamos a nuestros corazones y a nuestra mente, SI PUEDO.


Espero que les haya gustado, un saludo.

Atte. Marcos Emiliano Mesa