Hola, soy Marcos Emiliano Mesa de caseros, Buenos Aires, Argentina. En este espacio, quiero ofrecerles, un entendimiento del mensaje que nos propone Jesus, ejemplos para poder vivirlo en lo cotidiano.Tambien quiero presentar explicaciones de la liturgia para vivir las distintas etapas de la iglesia con plenitud.

jueves, 2 de octubre de 2008

XXXIV Peregrinacion juvenil a pie a Luján.

Hola gente, ¿como están? Espero que muy bien.
En esta oportunidad quiero dejarles una pequeña reflexión y una oración a Mamá María que es la anfitriona de este fin de semana.
Pido oración por todos aquellos caminantes que se acercaran a la Virgen este sábado 4 de octubre.


Lectura: Evangelio según San Lucas Lc. 1, 26-38

“Al sexto mes el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una joven virgen que estaba comprometida en matrimonio con un hombre llamado José, de la familia de David. La virgen se llamaba María.
Llegó el ángel hasta ella y le dijo: <<>> María quedó muy conmovida al oír estas palabras, y se preguntaba qué significaría tal saludo.
Pero el ángel le dijo: <<>>
María entonces dijo al ángel:<< ¿Cómo puede ser eso, si yo soy virgen? >> Contestó el ángel: <>
Dijo María: <<>>
Después la dejo el ángel.”


Para reflexionar:
Recordamos los gestos de la Virgen María en este evangelio y los unimos al lema que este año nos llevara, como pueblo, a sus pies en la Peregrinación Juvenil a Luján.María hace silencio y escucha las palabras que van a cambiar la vida, tanto de ella y su familia como a toda la humanidad.
Ella afina sus oídos para recibir el mensaje de Dios.
Hoy Dios se acerca a nosotros, inmersos en el ruido de la rutina y de los compromisos diarios, queriéndonos dar un mensaje.
Tenemos este modelo de escucha de María para nuestras vidas, y que en el silencio de nuestro corazón suene, como en aquella visita, la voz de Dios.
“Madre, enséñanos a escuchar”

Para meditar:
Te invito a leer detenidamente, cada una de estas partes del diálogo de María con el ángel enviado por Dios. Y veas que también te hablan a vos… ¿Qué te dicen?

  • Alégrate, llena eres de gracias, el Señor esta contigo.

  • No temas, María, porque has encontrado el favor de Dios.

  • ¿Cómo puede ser esto, si yo soy virgen?

  • El Espíritu Santo descenderá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra.

  • Para Dios, nada es imposible.

  • Yo soy la servidora del Señor, hágase en mí tal como has dicho.

Y en esta parte del diálogo Dios pide una respuesta, quizás no sea inmediata, tomate un tiempo para prepararla…

¿Vos que le decís?

Bendita sea tu pureza:

Bendita sea tu pureza y eternamente lo sea, pues todo un Dios se recrea, en tan graciosa belleza. A ti celestial princesa, Virgen Sagrada María, te ofrezco en este día, alma vida y corazón. Mírame con compasión, no me dejes, Madre mía.

Yo soy el camino…

Si nadie te ama, mi alegría es amarte.
Si lloras, estoy deseando consolarte.
Si eres débil, te daré mi fuerza y mi alegría.
Si nadie te necesita, yo te busco.
Si eres inútil, yo no puedo prescindir de ti.
Si estas vacío, mi ternura te colmará.
Si quieres caminar, iré contigo.
Si me llamas, vengo siempre.
Si te pierdes, no duermo hasta encontrarte.
Si estas cansado, soy tu descanso.
Si pecas, soy tu perdón.
Si me hablas, trátame de tu.
Si me pides, soy don para ti.
Si me necesitas, te digo:
Estoy aquí dentro de ti.
Si te resistes,
No quiero que hagas nada de fuerza.
Si estas a oscuras, soy lámpara para tus pasos.
Si tienes hambre, soy pan de vida para ti.
Si eres fiel, yo soy fiel contigo.
Si quieres hablar, yo te escucho siempre.
Si me miras, verás la verdad en tu corazón.
Si estás excluido, yo soy tu afiliado.
Si no tienes a nadie, me tienes a mi.
SI ERES SILENCIO,MI PALABRA HABITARÁ EN TU CORAZÓN

2 comentarios:

MARISELA dijo...

Querido Marcos: me ha llenado de alegría esta reflexión de María, alegría de ser su seguidora, alegría por su amor incondicional,porque se que aunque me equivoque, Ella es mi Madre afectuoa, que me acogerá en sus brazos siempre.
Te felicito una vez más por tu página: es sencilla y profunda, como la fe que nos dejó Jesús, sólo hace faltael Amor para estar con Él.Un abrazo en Jy Mª.

Masoncete dijo...

"Hágase en mi según tu palabra" es la mayor prueba de fe que un ser humano puede dar.